fbpx

La emoción del cambio y los ciudadanos digitales

Casi todos coincidimos y nos emocionamos en que queremos un cambio general en la sociedad.

Ya solo falta que cada uno quiera realmente cambiar en lo individual.

 

El cambio para el ciudadano digital

Imagina como será el mundo en el 2030… Si, en el año dos mil treinta.

Nadie puede asegurar como será el mundo en ese entonces, pero a todos a quiénes les hago esa pregunta mencionan, de primera mano, avances tecnológicos: carros que vuelan, robots en la vida diaria, etc.

Es relevante esa fecha del 2030, porque es el año en que estarán graduándose los niños que ahora están empezando su carrera de estudios. Es relevante porque nos hace pensar en como estamos preparando a esos niños para que puedan desarrollarse y prosperar no en el mundo de hoy, sino en el mundo del 2030.

En estos últimos días he tenido la oportunidad de conversar con algunos directivos de algunas escuelas en relación a temas de innovación y tecnología. La forma en que reaccionaban ante estos retos, en cierta forma me hicieron recordar lo que los psicólogos llaman las etapas del duelo.

Las etapas del duelo digital

Las etapas del duelo se refiere a las fases que suelen afectarnos cuando sufrimos la pérdida de un ser querido. No es una descripción secuencial, pero es una forma en que los psicólogos han utilizado para entender mejor como se siente la gente durante un duelo y como tienden a actuar. Es una teoría atribuida a la Dra. Kübler-Ross a finales de los 60.

La primera es una etapa de negación, donde se niega lo sucedido como una forma de «amortiguar el golpe».

La segunda es la etapa del enojo, donde la ira y resentimiento aparecen como resultado de la frustración que sentimos al saber que no se puede hacer nada para revertir la situación.

La tercera es la etapa de la negociación. Esta es una etapa corta porque es demasiado irreal, donde pensamos que podemos negociar lo sucedido, dar una cosa por otra para que lo malo no suceda.

Luego viene la etapa de la depresión, que es básicamente donde volvemos a la realidad con una profunda sensación de vacío. Es en esta etapa en que podemos caer en una crisis existencial. Y por último aparece la etapa de la aceptación que está definida por la capacidad de volver a sentir alegría y placer y sentir que volvimos a la normalidad.

Como avanzar con la tecnología

Nadie duda de que el 2030 estará lleno de tecnología. Entonces porqué tan poca gente realmente acepta hoy por hoy avanzar con la tecnología…  (y pero aún cuando es gente que está a cargo de la educación de nuestros niños y de preparalos para el mundo de esos años).

Fue allí donde empecé a ver como los adultos, ante la vorágine velocidad de los cambios tecnológicos, caen en un duelo.

Caen en un duelo porque les cuesta reconocer que el sistema en el que crecieron ya cambió. Les cuesta reconocer que todo lo que aprendieron cada vez les sirve menos, que deben aprender cosas que los ponen al mismo nivel que los mismos alumnos a los que se supone que deben enseñar. Les cuesta reconocer que están entrando a un mundo donde nunca dejarán de tener que aprender cosas nuevas. Y eso si que puede causar negación, enojo y un vacio existencial.

En algún momento pensé que el problema era un mal manejo del proceso de cambio. Existen también teorías de como manejar el cambio tanto en lo individual como en grupos o empresas. Pero creo que la situación es mucho más profunda, realmente creo que es comparable al duelo. Quizás al superar el duelo, se deberá trabajar en las fórmulas de como manejar el cambio, pero en primera instancia se debe cruzar esa última etapa de aceptación a la tecnología.

No puedes detener la tecnología

Escuelas que no quieren manejar Internet por el miedo a los contenidos inapropiados, personas que no quieren utilizar redes sociales por miedo a la invasión de privacidad o empresarios que simplemente dejan de lado aprender de mercadeo en redes, no es más que su forma de manejar su duelo.

Los niños que quieren ver cosas inapropiadas encontrarán la manera de hacerlo, quienes no quieren tener redes sociales tienen correos de empresas que igualmente usan su información Y los empresarios ven morir su negocio simplemente por no querer digitarlizarse y entrar a donde está migrando el mercado actualmente.

No hay forma de negar la tecnología hoy en día.

Hay que tragarse el hecho de que ya somos ciudadanos digitales. Así nada más, sin tequila ni nada.

Porque el precio de no hacerlo es muy alto. Y no me refiero solamente a aprender a usar internet. Me refiero a ser un ciudadano digital que aprende a usar la tecnología para su provecho, con conciencia de los riesgos que esto contrae pero con la astucia para poder reconocer las ventajas y ajustes que debe realizar en su vida.

Así que ojalá, querido ciudadano digital, pueda usted reconocer en qué etapa del duelo se encuentra usted, los directivos de la escuela de sus niños, sus jefes y sus familiares para que puedan manejar la situación y evitar caer en una verdadera crisis existencial.

¿Le sucede algo parecido en su negocio?

¿Niega que su negocio debe entrar a vender por internet? ¿Cree que porque ya probó y no funcionó como quería debe dejar de hacerlo?

Contáctanos y te guiamos para que tu negocio sea exitoso en el mundo digital. Tenemos la experiencia y el conocimiento para que sepas como lo lograrás.

 

Author: admin

Share This Post On