Si bien la pandemia aceleró el uso de herramientas digitales tanto en usuarios finales como en empresas, ¿podemos realmente hablar de una Transformación Digital?

¿Qué es qué?

Entendiendo una estrategia digital como el enfoque al uso de tecnologías para mejorar la prestación de un servicio (ya sea cliente interno o externo), su alcance tiende a ser más corto en tiempo y espacio. Por ejemplo, crear una tienda en línea, integrar un CRM, automatizar el marketing, etc. Y aunque puede aportar eficiencias y crecimiento, no necesariamente es una transformación del negocio.

Mientras que al hablar de una Transformación Digital, hablamos de una reinvención del negocio por el uso de tecnologías. El objetivo es lograr eliminar burocracia para optimizar al máximo recursos enfocándose en innovación, cambio y productividad.

Una Transformación Digital requiere no solo una visión de largo plazo, sino un liderazgo diferente. Requiere entender que esto solo se alcanza por medio de un trabajo colaborativo y con un “mind set” de nativos digitales.

¿Cuál es más importante?

No sé si podría decir cuál es más importante de una sola vez. En realidad ambas son igual de importantes según el momento que vive cada empresa.

No puedes correr sin antes haber aprendido a caminar.

Si la empresa (entendiéndola como un conjunto -personas, servicios, procesos, etc-) no tiene una mentalidad enfocada a la innovación, al cambio y algunas experiencias de digitalización; entonces lo más importante es arrancar con una Estrategia Digital.

Y si se está en ese nivel, entonces una Estrategia Digital ya es algo ¡urgente!

Si la empresa ya tiene algún avance en implementar una Estrategia Digital, sí es conveniente crear una organización enfocada a la Transformación Digital.

¿Por qué es tan importante?

Las estadísticas que todos mencionan es cómo la pandemia aceleró la “digitalización” de usuarios y proveedores: compras en línea, etc.

Pero algo que pocos están mencionando, es la transformación “mental y de habilidades” que los niños están teniendo por haber sido obligados a llevar una educación, socialización y vida en línea.

Veo como mi hijo maneja ya una lógica de procesos, de “intuición operativa” digital. Y no me refiero solo a jugar en línea su video juego favorito. Para él, hacer las compras por internet no es “otra opción”… sino que es “la opción”.

Otra tendencia es que las grandes empresas de tecnología están contratando cada vez más a personal que no necesariamente tiene estudios universitarios y que han adquirido sus habilidades y conocimientos por medio de “propia capacitación”.

Si unimos estas dos tendencias, las empresas que no empiecen a trabajar en su digitalización definitivamente no tendrán cabida en la mente de los consumidores futuros.

Y quiénes no tengan una dinámica de Transformación Digital, serán cero atractivas al momento de querer atraer talento humano.

¿Qué hago?

Si no sabes cómo empezar una Estrategia Digital, no te sientas presionado ni perdido. Contáctanos y te diremos paso a paso como comenzar.

Contáctanos vía whatsapp aquí.

Transformación

× ¿Cómo puedo ayudarte?